Transformando flujos de trabajo: cómo adoptar con éxito BIM

El mayor problema que tenemos actualmente al adoptar completamente un enfoque basado en modelos en todo el proceso de construcción es que simplemente no se usa lo suficiente. En comparación con industrias similares, la construcción está rezagada con respecto a la digitalización. Los flujos de trabajo fragmentados, la resistencia a las nuevas tecnologías y el conocimiento limitado sobre sus beneficios están deteniendo el cambio.

En el mejor de los casos, BIM cubre todo el proceso de construcción. Sin embargo, llegar a ese punto requiere una nueva mentalidad donde lo digital es el punto de partida, el punto final y todo lo demás.

La adopción es difícil porque trabajamos en silos

La industria de la construcción no ha adoptado completamente nuevas tecnologías porque está fragmentada y no tiene una cadena de suministro estandarizada. Si bien algunas partes interesadas han integrado con éxito el software en su forma de trabajar, otras aún utilizan herramientas antiguas.

No tener procesos consistentes en un proyecto no solo evita la digitalización, sino que también perjudica la cooperación. El uso de la tecnología para sus propias tareas pero tener que saltar a documentos físicos para obtener información interrumpe el flujo de trabajo y aumenta la posibilidad de error humano. Debido a que no hay un ecosistema que reúna cada parte del proceso de construcción, la transición a BIM es difícil.

La transformación necesita comenzar con todos

Cada parte interesada en todo el flujo de trabajo se beneficia del uso de BIM en su propio proceso. Para un detallista de acero, por ejemplo, las herramientas basadas en modelos son la opción más versátil y eficiente que existe. Para la oficina de ingeniería, la agilidad y flexibilidad del software hacen que la iteración sea mucho más fácil. Para el casting, trabajar con un modelo 3D ayuda a evitar errores costosos en el sitio. Sin embargo, para adoptar con éxito BIM, las partes interesadas deben usarlo no solo para sus propias tareas, sino también para compartir datos y cooperar con otros.

Las ventajas son grandes, pero su valor combinado se convierte en más que la suma de sus partes cuando todos nos comprometemos a usar el software. Cuando la información fluye libremente y el modelo es siempre la misma versión actualizada para todos, las bolas de nieve de eficiencia, lo que resulta en un crecimiento impresionante en la productividad general.

BIM invisible = lo hemos logrado

La mejor tecnología es invisible, es decir,  nos ayuda a hacer nuestro trabajo sin que tengamos que pensar en las herramientas. Cuando finalmente dejemos de hablar de BIM, es cuando sabremos que realmente se ha integrado en cada parte del proceso de construcción. De hecho, ahí es cuando se ha convertido en el proceso de construcción.

Todavía hay un camino por recorrer, pero el potencial está ahí. Una vez que se han superado las barreras, las mejoras son lo suficientemente grandes como para que nadie cuestione por qué deberíamos usar herramientas digitales basadas en modelos para todo el flujo de trabajo.

Conozca más sobre BIM

Previous Article
¿Por qué tenemos que cambiar de 2D a 3D en detallado de Acero?
¿Por qué tenemos que cambiar de 2D a 3D en detallado de Acero?

Next Article
4 formas en las que los modelos construibles reducen el desperdicio en la industria del Concreto
4 formas en las que los modelos construibles reducen el desperdicio en la industria del Concreto

La mayoría de los residuos de construcción se pueden reducir o eliminar mediante la adopción de un proceso ...